Testimonios

Mi experiencia desde la mitad del mundo Ecuador: 
Lo que viví haciendo la mentoria no se compara con nada ; es una gran experiencia que tiene principio pero no final. 
En la vida como profesional veterinaria se suman experiencias que son importantes compartir ; he aprendido que solo puedes crecer cuando das a los demás lo que tienes , y que siempre vale la pena aprender algo más; aunque estes al otro lado del mundo. 
La mentoria me enseñó  a reconocer que no estoy sola; qué hay más como  yo descubriendo y enamorándose de todo lo que se relaciona con la medicina felina.Entendí que no solo se trata de aprender sobre gatos; se trata de estudiar por completo una especie poco comprendida pero que necesita de nuestra vocación responsable. 
En el camino pude organizar mis ideas y mi método de estudio ; así como también mejorar la resolución de problemas para encontrar un diagnóstico. La medicina felina avanza más rápido de lo que se cree y para esto se debe tener las herramientas adecuadas. 

Sin duda; la recomiendo; para todo aquel que quiere ser mejor en todos los aspectos. Después de la mentoria; mi clínica diaria se hace eficaz de manera progresiva. 
Quedó más que agradecida con mi mentora : Belén, a quien admiro y quiero mucho

Yadira Minchala. Hospital Veterinario Animalópolis, Guayaquil (Ecuador)

Mi interés por la medicina felina me hizo buscar alternativas para aumentar mi formación en este campo, en el que siempre he estado en continuo reciclaje. Dentro de los grupos de medicina felina de referencia surgió la oportunidad de cursar la mentoría con Belén, por lo que no dudé en ser de las primeras en beneficiarme de esta oportunidad.
Durante la mentoría toda la documentación facilitada ha sido de un gran nivel científico, pudiendo acceder a libros digitales, páginas de conocimientos científicos, artículos de actualidad, temario conciso y práctico, que me han servido no solo para aumentar mi conocimiento si no para ponerlos en práctica en mi día a día en la clínica.
Cada sesión de mentoría era un aprendizaje nuevo, cada duda resuelta, pero no se queda solo en el material que ella te facilita, te hace investigar, estudiar, indagar cada caso, en cada duda, cada artículo, para conseguir el mayor avance por ti mismo. En las sesiones directas con ella, el grado de aprendizaje es sobresaliente ya que las tiene muy bien estructuradas, lo que permite aprovechar el tiempo lo máximo posible, con una explicación sencilla que hace que todo quede organizado perfectamente dentro de tu cabeza.
Pero en esta mentoría no es sólo la formación teórica, va más allá. Te ayuda a mejorar las instalaciones de la clínica como ha sido en mi caso, ya que nos ayudó para acondicionar mejor la zona felina con pequeños cambios que han hecho que nuestros gatos se puedan sentir mucho más confortables.
En este tiempo de formación el aprendizaje superó mis expectativas iniciales, nunca había hecho una formación tan personal y para mi a tan alto nivel. Me cuesta plasmar todo lo que he aprendido y cómo he avanzado en la medicina felina. Gracias a Belén, he rehecho protocolos, he creado nuevos, he perfeccionado formas de trabajar, pero no sólo para mí sino también en la clínica y para todo el equipo de trabajo.
Lo más importante de este tiempo de trabajo con ella, no ha sido solo lo teórico, ha sido el trato, la sencillez y cariño con el que te transmite. Ha hecho que me sienta segura, que confíe más en mi y en mi trabajo, que lo intente hacer con excelencia para que mis pacientes se beneficien al máximo. Me ha inculcado el esfuerzo y el estudio, y que con esto último podemos llegar a conseguir nuestro sueño de dedicarnos a la medicina felina.
Solo puedo darle un GRACIAS porque ha revolucionado mi mundo felino.

Laura García. Clínica Veterinaria Albéitar, Ávila (España)

Hace tiempo que seguía la trayectoria de Belén por redes sociales y siempre me pareció muy didáctica y con mucha pasión por la profesión, por eso, cuando surgió la posibilidad de hacer una mentoria con ella, no lo dude un momento. 
Te ayuda de manera personalizada y muy cercana a organizar los conocimientos y herramientas que ya tenemos(en nuestra cabecita…como podemos…) y te contagia esa pasión que tiene por los felinos y por no dejar nunca de avanzar en la profesión.
Me ayudò a creer un poco más en mi,cuando pensaba que muchas cosas eran solo para los más craks, me enseñò que con pasiòn y dedicaciòn,podemos conseguir muchas cosas que nunca me imaginaría…
Destacar de Belén, su cercanía, su amabilidad, su afán por ayudar, sus ganas de transmitir sus conocimientos…y sobretodo que aunque es un libro abierto…su humildad la hace una gran Veterinaria y una gran Persona.
Si tuviese la oportunidad volvería a realizar una mentoría con ella!

María Calviño. Hospital Veterinario Parla Sur, Parla (España)